Sábado 24/10/2020

Hoy me desperté temprano , pero bien descansada porque anoche me quedé dormida con el pañuelo puesto y se ve que eso hizo de separación con la almohada con lo cual no me dolía tanto. Obveeeeo que lo desperté a él también… rompe huevos yo? Naaaaaaa.

Nos amamos como hacía mucho tiempo… por preocupaciones, por tristeza, por precaución… pero el amor está intacto! Son momentos muy difíciles porque no somos las mismas personas y en mi caso no sólo desde el interior sino en mi aspecto físico también. Pero él es el que más me impulsa a entender que todos mis cambios físicos son por la sanación y que es el proceso que hay que pasar. Su mirada siempre fue y es muy importante en mi vida y que me acompañe en toda esta etapa es mágico ya que todo el tiempo me demuestra que sólo está concentrado en mi sanación y lo único que ve es mi corazón. 


Después, uno de los momentos más difíciles que tenía que afrontar nuevamente… quitarme el pañuelo para ir a bañarme… porque ayer no me bañé (creo que para evitar ese pasito de verme en el espejo). Asique hoy no quedaba otra. Di vueltas, di vueltas hasta que fui al baño y me quité el pañuelo de mi cabeza… increíblemente me gusté! Estoy convencida que yo también empecé a ver mi corazón y el resto fue un anexo. Me vi con más amor y alegría. Eso me dio tranquilidad. Me conecté nuevamente conmigo misma.


Me bañé contenta, escuchando música. Literal que no sabía si lavarme la cabeza con un jabón o con shampoo. Por las dudas, no me puse ninguna de las dos cosas porque siento el cuero cabelludo muy sensible. Asique dejé caer agua y listo!. 

Salí del baño muy animada, me puse ropa cómoda y elegí el pañuelo para hoy… fucsia…de fuerza y espiritualidad. Salimos a hacer algunas compras y a buscar a Jesi porque vino a almorzar. 


Fue un sábado hermoso, charlamos, compartimos, jugamos a las cartas y comimos mucho, creo que por este fin de semana y por el próximo que voy a estar internada también jajajajajja. 


Me animé, me saqué el pañuelo adelante de Jesi y tanto ella como Jorge me animaron a sacarme fotos sin nada puesto en la cabeza. En el momento sentí que aún no estaba preparada… y luego pensé… y porqué no? Si yo ya me gusté en el espejo y es suficiente! Asique les comparto mi foto… esa foto que pensé que nunca iba a llegar y mucho menos con una sonrisa… Me di cuenta que en el fondo soy yo y a la sonrisa no me la puedo sacar porque es parte de mi sello!. 


Es parte de mí: sonreír, disfrutar y ser feliz siempre recordando que “no es lo que nos pase, sino lo que hacemos con lo que nos pase”. Hoy más que nunca elijo vivir la vida y ser feliz.


Hicimos videollamada con mis viejos y compartimos lo que habíamos vivido en este sábado. Esas llamadas ya se hicieron costumbre, una a la mañana, otra a la noche… al menos para decir hola!


Te amo mi amor! Gracias por estar siempre y por ser mi pilar en mis momentos de crisis. Y a vos Jesi que decirte… Gracias por acompañar y siempre tener la palabra justa en el momento exacto!. A mi familia, gracias por apoyar y alentar en cada momento. A mis amigos, gracias por preocuparse y por mandar todos esos mensajes arengando todo el tiempo. A toda esta comunidad de Instagram, gracias por hacerme sentir que los conozco desde siempre y mandarme esos mensajes con tanta buena onda y compartiendo sus historias. Acá estoy y en lo que pueda siempre voy a acompañar!

Ahora a disfrutar de unas pizzas caseras y a descansar, guardando este sábado siempre en mi corazón. 

Entradas Recientes

Ver todo