Miércoles 14/10/2020

Anoche descansé bien, pero me desperté muy molesta del dolor de cuerpo, garganta y boca, inclusive dientes… si! Como lo escuchan! Dientes! Me levanté, me fui al sillón del living y cuando iba llegando, pensé… tengo que ir afuera con la naturaleza! Asique tomé mi manta y me fui a sentar al patio: Olor a césped mojado, sol en la cara, aire fresco. La naturaleza en su pleno esplendor! Mientras me invadían todas esas sensaciones, solamente AGRADECÍA. Agradecía por estar viva, por respirar, por poder ver y sentir el sol, por estar viviendo todo esto. Se me caían las lágrimas. Lloraba de angustia, tristeza o simplemente dolor. No sabía como manejarlo, asique no lo hice, ni siquiera intenté hacerlo. 


Mi corazón empezó a latir normal, me empezaba a tranquilizar… volvía a mí misma. Más tranquila. Seguía agradeciendo. Me calmé.


Se despertó George, me vino a buscar preocupado, pero yo ya estaba más tranquila! Desayunamos y compartimos una linda y extensa charla. Algo que no hacíamos hacía mucho por la misma vorágine de la vida y las circunstancias. Estoy feliz porque, a pesar de lo que estamos viviendo, también lo veo y lo siento muy feliz. Eso me ayuda! Me da ánimo! Me pone muy contenta.


Nos fuimos un rato más a la cama, vimos unos capítulos de la serie que estamos viendo y nos preparamos para ir a dar unas vueltas, jajajaja. Él tenía que hacer unos trámites y aproveché para ir a pasear en auto.


Estuvo muy bueno! Me banqué la vuelta! Me distraje! Aproveché para grabar unas stories y compartirles lo que estoy viviendo contado en formato video. Vi otra gente y me pude dar cuenta de cuán enfermos estamos como sociedad. La gente está triste, deprimida, decaída, putea por todo. En ese sentido me quedé con una sensación amarga. Digo, mucha gente que está sana y no es feliz. 


Dormí un rato la siesta como para tratar de olvidar el dolor y a la tardecita me levanté un poco mejor. Jorge me cocinó unas ricas papas a la crema con un bife de pollo y a la cama nuevamente.


No se si me molesta más el dolor o verme en estado de debilidad. Entiendo que es el camino que hay que recorrer y es el camino para sanar. Pero no es nada fácil!

3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo