Miércoles 09/09/2020

Anoche no dormí nada. Me levanté exhausta! Charlamos un rato… y nos preparamos para partir. Nos fuimos a hacer algunos trámites y mientras esperábamos, llamábamos a la obra social para saber si estaba todo bien, cuándo enviarían las autorizaciones, etc.


Me llamó mi papá. Hacía mucho que no me llamaba sólo porque quería hablar un rato conmigo y me decía cosas lindas.

Le conté que me iba a quedar pelada y me dijo que me quede tranquila que no me iba a pasar… le dije, si pá, ya me lo dijo la dra. y ahí escuché un silencio hasta que me empezó a hacer preguntas


… y ahí entendí de dónde saqué ese pensamiento mágico de que porque soy yo… no me va a pasar nada… jajajaja

Al mediodía nos juntamos a almorzar con el Marce y nos matamos de risa. Elegimos una mesita afuera así es que aprovechamos el solcito y nos distendimos!


Hablamos de otras cosas y eso me hizo olvidar un rato de todos los problemas!

Volvimos a casa y me conecté con Luciano, a quien le estoy haciendo una mentoría de Marketing personalizada… de pé a pa / de la “a" a la “z”, digo yo.. estamos armando desde el relevamiento, plan de marketing, puesta en marcha y control. Me distrae! Me gusta! Y la vida siempre me vuelve al marketing. Igual, sentí que dos horas fueron mucho para estar hablando sin parar.


Fue la primera vez que me sentí limitada por mi cuerpo. Guauuuuuu cómo sentí ese golpe!!!! La que todo lo puede!!!! 

Hicimos otras cosas… y terminamos tarde… cenamos tarde, cosa que no me gusta mucho. Y realmente sentí que estaba agotada. No tenía nada de energías. Hablamos de que no me tengo que caer. Que le tengo que poner fuerzas y principalmente hacer lo que me gusta! Me hizo muy bien la charla.

Hablamos por teléfono con mi ahijada que me hizo reír un rato. Y a dormir! Cansadita pero Contenta. 

16 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo