Jueves 03/09/2020

Nos despertamos. Por suerte habíamos descansado. Así que de mejor ánimo.


Nos amamos mucho y desayunamos. Luego, a trabajar un rato y a distraer la capocha.


Igualmente siento la necesidad interna de empezar a entender porque algunas personas dejan esta vida en circunstancias abruptas sobre todo si son niños. 👼


Entiendo que nosotros, los adultos, maltratemos el cuerpo o tiremos de la soga a más no poder, con preocupaciones, angustias, mal ratos, nervios, que después te das cuenta que son al pedo. Pero siempre tuve la duda y ahora más que nunca, de porque un niño pasa por enfermedades terminales o se va de esta vida de un día para el otro. Son cosas que ahora necesito averiguarlas con más profundidad.


Hoy me dediqué a entender cómo se puede armar un feed de Instagram con un mismo estilo, que fue algo tecno que siempre me generó intriga. Y además empecé a planificar y diseñar el mío personal (o sea este) . Me distraje y me puse contenta porque lo logré! Arme un feed que me encanta y siento que, a través de él, me voy a poder expresar y a canalizar lo que pienso, lo que siento y por ahí... empezar a ayudar a otros que estén pasando por lo mismo aunque no lo estén viendo de esta manera.


A la tardecita nos tiramos a descansar y también nos amamos a full. En ese momento se me cayeron unas lágrimas pensando que muy pronto podía llegar a no tener fuerzas para hacerlo. Me angustié. Respiré profundo y me dije: no te adelantes. Hay que esperar.


Después de cenar, hice la meditación de sanación y nos abrazamos un rato para ver tele y me quedé dormida.

8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo